Mindfulness para la Convivencia Pacífica

RESPIRA en Comunidad es una apuesta innovadora inspirada en los programas TI-MBSR (Trauma-Informed Mindfulness-Based Stress Reduction) que introduce la práctica de mindfulness a poblaciones afectadas por el conflicto armado u otros contextos de violencia, y que requieren apoyo especial individual para contribuir a la construcción de paz en su comunidad.

Por medio de sesiones diseñadas a medida el programa busca fomentar la práctica para ayudarles a los participantes a manejar los retos, dificultades y en muchos casos traumas acumulados que sufren en sus vidas y en contextos de violencia. El programa busca contribuir a su empoderamiento y bienestar personal para que se conviertan en constructores de una “paz cotidiana” en sus comunidades.

En el 2015 se hizo un primer pilotaje del programa con 15 mujeres víctimas de abuso sexual en el marco del conflicto armado, apoyado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y otro pilotaje con líderes comunitarios, apoyado por el Consejo Noruego para Refugiados (CNR), ambos en Tumaco. La primera experiencia fue documentada y evaluada, y mostró una alta pertinencia de éste tipo de intervenciones basadas en mindfulness para trabajar con dicha población.

También nuestra Co-Directora Paula Ramírez apoyó a la Fundación Prolongar en el diseño y en la implementación metodológica de talleres de construcción de memoria con víctimas y sobrevivientes de minas antipersonales para el Centro Nacional de Memoria Histórica.

  • slider1

“Mi miedo más profundo era que mis hijos se vieran arrastrados por el conflicto. Ahora me doy cuenta que por esa angustia les daba látigo desesperadamente para evitar que se fueran al monte [vincularse a un grupo armado]. ¡Siento que si sigo siendo así de violenta con ellos pues yo misma los estoy empujando al conflicto! Entonces ahora siempre busco calmarme y tratar de resolver las cosas hablando con ellos, de vivir de una manera diferente a como vivía antes. Mi hijo mayor ahora ve el afiche de RESPIRA que le expliqué y ya no grita tanto; con el más pequeño converso más. Ambos están entrando en razón. ¡Yo misma estoy entrando en razón!” (Víctima del Conflicto Armado, Tumaco)